mar. May 21st, 2024


En un domingo de resaca post-festejo del Día de la Independencia en México, los amantes del metal se reunieron para un evento épico en la Ciudad de México, donde Tribulation, Cenotaph y Matalobos se apoderaron del escenario en el recinto Supremo, ubicado detrás del Jardín Pushkin, a lado de lo que alguna vez fue el Alicia.

Este espectáculo, presentado por Candelabrum, prometía una noche de metal filoso y de alta calidad, y ciertamente no defraudó a los asistentes.


A pesar de un pequeño retraso en la apertura del recinto, los fanáticos fueron recibidos con la mercancía oficial de los suecos de Tribulation, quienes al día siguiente abrirían para sus compatriotas de Ghost.

El tiempo apremiaba y no hubo oportunidad de terminar de pagar las cervezas, ya que los riffs demoledores de Matalobos resonaron casi de inmediato en el lugar.

Matalobos

Con su sonido death doom, los oriundos de León, Guanajuato, contaron con la colaboración del bajista de Dark Matter, Iván, para esta presentación, y la química en el escenario fue palpable. Temas como “Ignis Spiritus” y “Built my Soul” de sus dos discos anteriores hicieron temblar el recinto.


Con un público cada vez más numeroso y los ánimos encendidos, Cenotaph, una leyenda de la escena metalera mexicana, que creció a lado de otros grandes como Obituary y Morbid Angel, tomó el escenario.

Cenotaph

Siguiendo su estilo característico, no dejó sobrevivientes después de un setlist sanguinario que incluyó clásicos como “Ashes in the Rain”.

Además, sorprendieron a todos con dos temas inéditos que formarán parte del álbum que lanzarán este año y que marcará su regreso a la música después de 20 años. Tanto los metaleros de la vieja escuela como la nueva generación de seguidores se sumergieron en un violento mosh pit.


Después de ajustar los detalles y realizar las pruebas de sonido necesarias, llegó el momento de Tribulation. Como simbolismo de la unión entre músicos y público, sonó la Marcha Nupcial de los Trolls antes de que los primeros acordes de “Melancholia” inundaran el recinto.

El tiempo voló entre gritos efusivos y los riffs de la Epiphone Tony Iommy y la Fender Jazzmaster de los europeos. La banda, que venía de tocar en festivales, pudo interpretar más temas de lo habitual, lo que emocionó aún más a los asistentes.

A pesar de los intentos por generar un mosh pit, la euforia de la multitud no necesitó de ello.


Al final de su actuación, Johannes Anderson, la voz de Tribulation, expresó su gratitud diciendo: “Desde el fondo de nuestro corazón, muchas gracias”. Con esto, y con Across the Universe de los Beatles de fondo, concluyó un evento que dejó a todos los presentes satisfechos y que llevó el sello del festival leonense a la Ciudad de México, completando así un fin de semana de celebración en suelo azteca.

Tribulation
Tribulation

Fotos: Johanna Malcher y Yussel Barrera

By Yussel Barrera

Jefe de información de Heavy Mextal/ Músico semiretirado de la escena under de Iztapalapa; dejé la guitarra para tomar la pluma y trazar historias en lugar de un solo./ Contacto: [email protected]/ Facebook: https://www.facebook.com/tizzn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *