mar. May 21st, 2024

El aire vibraba de anticipación mientras los fieles se congregaban en las sombras del modesto local Pappy + Harriet’s, ubicado cerca del Parque Nacional Joshua Tree. La noche del jueves 25 de abril, Slipknot desató una actuación sísmica, marcando su primer concierto con su enigmático nuevo baterista. Aunque la banda aún no ha revelado oficialmente la identidad de este poderoso percusionista, todas las señales apuntan al formidable Eloy Casagrande, exmiembro de Sepultura.


La Revelación


Con la multitud presionando hacia adelante, vestida de negro y adornada con sus propias máscaras grotescas, Slipknot emergió de las sombras. Sus icónicos monos rojos, evocadores de su explosivo debut en 1999, se adherían a sus cuerpos musculosos. El escenario chisporroteaba de energía, y el aire zumbaba de anticipación. Esta no era una noche común; era un portal al pasado, una cápsula del tiempo que retrocedía a finales de los años 90.


El Grito de Batalla de Corey Taylor


El líder Corey Taylor, su voz un aullido primordial, se dirigió a la multitud: “Esta noche, no importa de dónde vengan ni cuándo tomaron su primer aliento. Esto es el maldito año 1999. Tocaremos algunas canciones que trascienden esa era, pero maldita sea, todo comenzó en el ’99, y esta noche, comienza de nuevo”.


Y comenzaron de nuevo. La lista de canciones chispeaba con clásicos, cada nota un rayo de luz desde el pasado. La multitud rugió mientras Slipknot arrasaba con su arsenal sónico:
“People = Shit”
“Eyeless”
“Disasterpiece”
“Before I Forget”
“Custer”
“Psychosocial”
“The Heretic Anthem”
“Unsainted”
“Wait And Bleed”
“Prosthetics”
“Vermilion”
“Duality”
“Spit It Out”
“Surfacing”

Una Noche para Recordar


La intimidad de Pappy + Harriet’s otorgó una cualidad sobrenatural a la actuación. Los fanáticos se regocijaron en la energía cruda, su sudor mezclándose con los ecos de la rabia primordial de Slipknot. Las entradas, con un precio de apenas $9, desaparecieron como humo, dejando a los afortunados asistentes con un recuerdo grabado en sus almas.


Pero hay más. Susurros en el underground del metal insinúan una celebración más grande: la gira del 25 aniversario de Slipknot para su álbum homónimo. ¿Podría ser que el festival Sick New World de Las Vegas de mañana sea el escenario de esta revelación? Solo el tiempo lo dirá.


Unión de Metaleros


Cuando los acordes finales reverberaron, Corey Taylor alzó su soporte de micrófono, los ojos encendidos. “Metaleros”, rugió, “no hemos terminado. Vamos a lo básico. Pequeños locales, ¡sonido jodidamente grande! Prepárense para recibir una patada en la cara”.


Y así, los merodeadores enmascarados se desvanecieron en la noche, dejando ecos de su legado. El misterio del nuevo baterista persiste, pero una cosa es segura: el fuego primordial de Slipknot sigue ardiendo, y los fieles siguen hambrientos de más.
Mira el video a continuación y sé testigo del nacimiento de una nueva era:


By Yussel Barrera

Jefe de información de Heavy Mextal/ Músico semiretirado de la escena under de Iztapalapa; dejé la guitarra para tomar la pluma y trazar historias en lugar de un solo./ Contacto: [email protected]/ Facebook: https://www.facebook.com/tizzn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *